Masala y Maíz en CAFÉ ZENA · MUEBLES SULLIVAN (venta de muebles en línea) · Galería La Esperanza · MACOLEN (tus fantasías más salvajes) · Radio Amigos · APRDELESP ·

– Parque Experimental El Eco

Eventos

Esta intervención no es más que una parte pequeña de la continua investigación sobre el espacio, por lo que documentaremos y publicaremos información relacionada al tema que nombramos “infraestructura cotidiana”.

Reflexiones con relación al artículo publicado por Víctor Alcérreca sobre el Parque Experimental El Eco en Portavoz

Presentamos las siguientes reflexiones con relación al artículo UNA BROMA LÍQUIDA publicado por Víctor Alcérreca sobre el Parque Experimental El Eco en Portavoz:

  • El Parque Experimental El Eco (PEEE) no es un chiste ni auto-promoción. ¡Es una maqueta1! ¿Será que es como un Test de Rorschach, donde cada quién proyecta sus pensamientos? Démosle al espacio esa oportunidad de la que habla Denise Scott Brown de que algo suceda. Tenemos que probar diferentes maneras de no establecer límites.​
  • No nos preguntamos cómo sería un parque adentro de un museo, sino cómo sería un espacio experimental hoy, y cómo se podrían expandir los propios límites del espacio existente (Museo Experimental El Eco). Nos cuesta trabajo identificar las tipologías de las que habla el autor (parque = parque, museo = museo, etc.) con tanta claridad; para nosotros ya son totalmente ambiguas y se podrían alinear. La intervención sucede en un museo (durante diez semanas) porque pensamos que un museo o un parque (por utilizar estas definiciones tipológicas) son (o deberían ser) espacios de experimentación, reflexión, cuestionamiento y discusión públicos. Compartimos las reflexiones de Yona Friedman cuando cuestiona el rol de los museos diciendo que si la ciudad ya es un museo, el más interesante de todos, ¿para qué hacer un museo? (¿qué es ciudad?, ¿qué es museo?, ¿qué es parque?). El PEEE, al estar planteado como una maqueta, es también una invitación para dialogar sobre esto.
  • No nos queda del todo claro a qué se refiere el autor con “Snapchat arquitectónico”, pero algo que nos parece muy interesante de las redes sociales es que sirven para comunicar algo a través de mensajes cortos, cotidianos y efímeros, a diferencia de, por ejemplo, una entrega definitiva para un concurso, que se percibe en su totalidad en un momento. De hecho, éste podría ser un buen formato para transmitir cierta información en algo como el PEEE, que está pensado para que todo esté cambiando constantemente a lo largo de un periodo determinado (¿qué construcción no está cambiando constantemente?). En todo caso, ¿se pierde algo?
  • No podemos evadir las implicaciones del espacio digital en el espacio físico y viceversa. Ya lo decía Hans Hollein en 1968 en Todo es arquitectura: “Los nuevos medios de comunicación como el teléfono, la radio, la televisión, son mucho más importantes. Hoy un museo o una escuela pueden remplazarse con un televisor. Los arquitectos deben dejar de pensar en términos de edificios.”2
  • Un mingitorio no es un readymade si lo puedes usar. (Los mingitorios que hay en los baños de los museos no son readymades.) En ese sentido sí queremos que en el PEEE una sombrilla sea una sombrilla.
  • Sobre las “activaciones comerciales” y el PEEE:
    • A diferencia de una “activación comercial”, el PEEE no tiene fines comerciales3. (Si hubiera una intención de promocionar el trabajo de una oficina de arquitectura, en ese caso, no vemos cómo el PEEE sería más comercial que cualquiera de los otros pabellones.)
    • Una “activación comercial” está diseñada para restringir las actividades de las personas y transmitir una narrativa predefinida. Nosotros, en este caso, no tenemos la intención de determinar nada y no sabemos qué va a pasar.
    • Independientemente, las “activaciones comerciales” nos interesan como cualquier otra dinámica social; inclusive, las dinámicas de una “activación comercial” y otra “activación comercial” pueden ser totalmente diferentes, o la misma “activación comercial” puede variar a lo largo de su duración radicalmente. Sin embargo, en lo que definitivamente no estamos interesados es en buscar definiciones específicas que puedan limitar nuestro pensamiento analítico.
    • Nuestro target es el ser humano.
  • Para nosotros, los manifiestos no son armas. El nuestro solamente es una herramienta de trabajo, muy sencilla, que plantea una selección de colores para dibujar. A lo largo de estos tres años, nos ha ayudado a mejorar nuestra comunicación con los diferentes actores durante los procesos de pensamiento-apropiación en los que hemos participado. Definitivamente nos interesa hacerla pública para 1)transmitir cómo trabajamos y 2)por si le funciona a alguien más. Invitamos al autor, o a quien quiera, a participar en una discusión sobre metodologías de trabajo y compartir la suya.
  • ¿Escapistas4?
  •  

    ​Nos da mucho gusto que el PEEE provoque un diálogo y esperamos que se intensifique.

    * En el PEEE tampoco habrá lugar para espectáculos y por consiguiente, tampoco habrá lugar para espectadores, esos seres pasivos5

    _

    Notas:

      1. ELHC
      2. Hollein, Hans,
      Todo es arquitectura (1968).
      3. Ver Fragmento de una conversación entre Sarah Kantrowitz y APRDELESP.
      4.
      hhchairtie

      5. Olivia de Oliveira sobre Lina Bo Bardi: “Ahora bien, en los museos de Lina Bo Bardi – así como en sus teatros y, en definitiva, en toda su obra – no hay lugar para espectáculos y, por consiguiente, tampoco hay lugar para espectadores, para esos seres pasivos. Sus obras arquitectónicas “son organismos aptos para la vida” y en ellas las personas son tratadas como “actores” es decir, como seres que tienen el poder de decisión y de transformación de lo existente.”